12 años de esclavitud o “No quiero sobrevivir, quiero vivir”

“12 años de esclavitud” es una película que narra la historia real de Solomon Northup (1850), un hombre negro, culto, músico y libre, que vivía una vida normal familiar con su esposa y sus dos hijos en Nueva York.
Aceptar una copa con dos personajes que le engañan, le lleva a ser raptado, encerrado en una mazmorra y llevado con otros para ser vendido como esclavo en una plantación de Louisiana. […]

“12 años de esclavitud o “No quiero sobrevivir, quiero vivir”

“12 años de esclavitud” es una película que narra la historia real de Solomon Northup (1850), un hombre negro, culto, músico y libre, que vivía una vida normal familiar con su esposa y sus dos hijos en Nueva York.
Aceptar una copa con dos personajes que le engañan, le lleva a ser raptado, encerrado en una mazmorra y llevado con otros para ser vendido como esclavo en una plantación de Louisiana. […]

convivencia

LAS PREGUNTAS Y RESPUESTAS DEL INQUIETO

En la conferencia con la que tuve la oportunidad de abrir el Congreso SALHUMG `13 en la Universidad Marista de Guadalajara (México) en mayo pasado, utilicé como introducción el archivo que adjunto.

Inicié con la parábola de las dos tinajas (puede verse en entradas anteriores), con la idea de descubrir, que incluso con limitaciones, problemas y dificultades, hemos de seguir luchando y avanzando, como la vasija rota que con su agua hacía florecer en el camino hacia y desde el río. […]

PARÁBOLA DE LAS DOS TINAJAS

La_vasija_agrietada

INTRODUCCIÓN:

La parábola de las dos tinajas o vasijas, es una historia o cuento muy bonito, de los que dejan poso, con capacidad para interpretar desde muchas perspectivas, pero siempre para ayudar a reconocer limitaciones personales, a favorecer el diálogo y la comunicación, a conocerse mejor, descubrir la belleza interior o exterior, a educar en valores y a levantar los ojos al Hacedor. […]

EL PLACER DE SERVIR

Una compañera, hace pocos días, quiso agradecernos y motivarnos para la cohesión y el trabajo en equipo, junto a la responsabilidad directa y compartida de cada uno. Para ello utilizó esta poesía de Gabriela Mistral “El placer de servir”, que traslado a mi blog, no sólo como telón de fondo de actitudes navideñas, sino como valor a mostrar en el día a día, por otro lado, tan cuestionable en nuestra sociedad actual. Se trata de un hermoso y sencillo itinerario para nuestros cargos, funciones y tareas diarias. Si no lo conoces te gustará. Y si no vuelve a disfrutarlo. […]